River cumplió ante Platense y quedó a un pasito del título


El Millonario venció al Calamar por 1-0 en un partido muy difícil y sacó nueve puntos de ventaja sobre Talleres, la próxima fecha tendrá chance de levantar el trofeo en su propio estadio.

Con doce puntos en disputa, si los resultados se dan, River podría culminar y levantar el trofeo ante Racing en la próxima fecha, que se jugará el jueves desde las 21:30 en el Monumental. Hoy cumplió al vencer a Platense en un partido que se fue complicando y el elenco de Marcelo Gallardo debió manejarlo psicológicamente, ya que futbolísticamente fue una noche complicada.

El encuentro comenzaba palo a palo entre ambos, los dos equipos con intenciones de salir a buscar los tres puntos y un Calamar que no se achicó ante un gran rival como lo es River, sin embargo, el duelo fue complicado para ambos. El resultado se quebró a los 10 minutos de juego cuando Juli Álvarez marcaba el primer y único tanto del partido, luego de un gran pase de Enzo Fernández que lo dejó mano a mano con el arquero Luis Ojeda.

Las cosas iban a ponerse aún mas interesantes, el conjunto local salió a buscar el empate y con empuje logró acercarse al arco de Franco Armani, aunque sin efectividad y sin poder lograr el tan ansiado gol, las oportunidades estuvieron y solo faltó la puntada final que podría haber cambiado la historia. Pero los primeros 45 minutos concluyeron con la ventaja que pudo lograr el equipo visitante.

Al segundo tiempo no hubo cambios, el Calamar salió a buscar el empate con sus armas, que igualmente ocurrió en el primer tiempo y los cuales no fueron suficientes, la falta de puntería hacia el arco es un factor fundamental si se pretende convertir goles, lo que no favoreció al local. A los 60 minutos comenzaron los primeros cambios del partido, el cual se encontraba muy peleado en la mitad de cancha.

Los ingresos de Bruno Zuculini, Jorge Carrascal y Tomás Galván (salieron Enzo Pérez, Santiago Simón y Agustín Palavecino) ayudaron a que River pueda tratar mejor la pelota y consiga manejar el juego desde lo psicológico. Por el lado local se dio un cambio a los 54, el de Facundo Curuchet por Brian Mansilla.

Luego la ola de cuatro cambios casi seguidos, parecía echar toda la carne al asador por parte de Claudio Spontón, entraron Pablo Gerzel, Franco Baldassarra, Tomás Sandoval y Luciano Recalde por Nicolás Bertolo, Matías Tissera, Horacio Tijanovich y Kevin Lomónaco. La idea del Calamar era refrescar las ideas y buscar la sorpresa desde el banco, aquella efectividad que tanto le faltó durante el resto del partido.

José Paradela fue el último cambio de River a los 87, en lugar de Braian Romero. La mala noticia del partido fue la lesión de Enzo Pérez, quien tuvo que salir a los 60 minutos de juego por una luxación en su codo izquierdo, luego de chocar en un córner y caer encima de sus brazos.

River llegó a los 49 puntos y con entradas agotadas tratará de vencer a Racing, en el caso de que Talleres no le gane a Gimnasia, sería la coronación final en el Monumental y a tres fechas del final del campeonato. En caso que ambos ganen el festejo deberá esperar unos días más, cuando el Millonario visite a Rosario Central en Rosario.

River jugó con: Franco Armani, Robert Rojas, David Martínez, Paulo Díaz, Milton Casco, Santiago Simón, Enzo Pérez, Enzo Fernández, Agustin Palavecino, Braian Romero y Julián Álvarez.

El Calamar jugó así: Luis Alberto, Augusto Schott, Kevin Lomónaco, Lucas Acevedo, Juan Infante, Horacio Tijanovich, Iván Gómez, Hernán Lamberti, Brian Mansilla, Matías Tissera y Nicolás Bertolo.

Fuente: @juanbalbi9

El Millonario venció al Calamar por 1-0 en un partido muy difícil y sacó nueve puntos de ventaja sobre Talleres, la próxima fecha tendrá chance de levantar el trofeo en su propio estadio.

Con doce puntos en disputa, si los resultados se dan, River podría culminar y levantar el trofeo ante Racing en la próxima fecha, que se jugará el jueves desde las 21:30 en el Monumental. Hoy cumplió al vencer a Platense en un partido que se fue complicando y el elenco de Marcelo Gallardo debió manejarlo psicológicamente, ya que futbolísticamente fue una noche complicada.

El encuentro comenzaba palo a palo entre ambos, los dos equipos con intenciones de salir a buscar los tres puntos y un Calamar que no se achicó ante un gran rival como lo es River, sin embargo, el duelo fue complicado para ambos. El resultado se quebró a los 10 minutos de juego cuando Juli Álvarez marcaba el primer y único tanto del partido, luego de un gran pase de Enzo Fernández que lo dejó mano a mano con el arquero Luis Ojeda.

Las cosas iban a ponerse aún mas interesantes, el conjunto local salió a buscar el empate y con empuje logró acercarse al arco de Franco Armani, aunque sin efectividad y sin poder lograr el tan ansiado gol, las oportunidades estuvieron y solo faltó la puntada final que podría haber cambiado la historia. Pero los primeros 45 minutos concluyeron con la ventaja que pudo lograr el equipo visitante.

Al segundo tiempo no hubo cambios, el Calamar salió a buscar el empate con sus armas, que igualmente ocurrió en el primer tiempo y los cuales no fueron suficientes, la falta de puntería hacia el arco es un factor fundamental si se pretende convertir goles, lo que no favoreció al local. A los 60 minutos comenzaron los primeros cambios del partido, el cual se encontraba muy peleado en la mitad de cancha.

Los ingresos de Bruno Zuculini, Jorge Carrascal y Tomás Galván (salieron Enzo Pérez, Santiago Simón y Agustín Palavecino) ayudaron a que River pueda tratar mejor la pelota y consiga manejar el juego desde lo psicológico. Por el lado local se dio un cambio a los 54, el de Facundo Curuchet por Brian Mansilla.

Luego la ola de cuatro cambios casi seguidos, parecía echar toda la carne al asador por parte de Claudio Spontón, entraron Pablo Gerzel, Franco Baldassarra, Tomás Sandoval y Luciano Recalde por Nicolás Bertolo, Matías Tissera, Horacio Tijanovich y Kevin Lomónaco. La idea del Calamar era refrescar las ideas y buscar la sorpresa desde el banco, aquella efectividad que tanto le faltó durante el resto del partido.

José Paradela fue el último cambio de River a los 87, en lugar de Braian Romero. La mala noticia del partido fue la lesión de Enzo Pérez, quien tuvo que salir a los 60 minutos de juego por una luxación en su codo izquierdo, luego de chocar en un córner y caer encima de sus brazos.

River llegó a los 49 puntos y con entradas agotadas tratará de vencer a Racing, en el caso de que Talleres no le gane a Gimnasia, sería la coronación final en el Monumental y a tres fechas del final del campeonato. En caso que ambos ganen el festejo deberá esperar unos días más, cuando el Millonario visite a Rosario Central en Rosario.

River jugó con: Franco Armani, Robert Rojas, David Martínez, Paulo Díaz, Milton Casco, Santiago Simón, Enzo Pérez, Enzo Fernández, Agustin Palavecino, Braian Romero y Julián Álvarez.

El Calamar jugó así: Luis Alberto, Augusto Schott, Kevin Lomónaco, Lucas Acevedo, Juan Infante, Horacio Tijanovich, Iván Gómez, Hernán Lamberti, Brian Mansilla, Matías Tissera y Nicolás Bertolo.

Fuente: @juanbalbi9


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *