Triunfo de Campeón


River venció a Talleres, demostrando una jerarquía y carácter dignas de un equipo que tiene todo a su favor para ser el nuevo campeón del fútbol argentino. Fue 2-0 con goles de Robert Rojas y Braian Romero.

Un estadio colmado, show de luces, y una expulsión a los 7 minutos de juego -Felipe Peña- hicieron un clima adverso para el equipo de Marcelo Gallardo, pero a estas alturas, generar ese clima es despertar a la bestia. Quizá ese tramo de 10-15 minutos de “re-ordenamiento” fue el peor pasaje de River en el partido, sin embargo, el equipo cordobés no pudo ni supo aprovechar ese momento a su favor, y dejó con vida al equipo candidato al título.

Sin hacer cambios, el Millonario se plantó en defensa y equilibró el hombre menos gracias a ser un equipo corto, donde los jugadores no quedaban lejos entre sí y las pelotas podían ser recuperadas rápidamente. Si bien la “T” quiso aprovechar el envión anímico y apuró varias veces a la defensa visitante, ninguna situación fue demasiado peligrosa como para generar una chance clara de gol.

42 minutos corrían cuando un tiro libre alejado del área evidenciaba que River necesitaba la pelota parada más que nunca si quería marcar un gol, y así fue. Luego de un pase hacia Benjamín Rollheiser, que se encontraba caminando y sin marca por el costado derecho, un centro venenoso y la llegada de Robert Rojas para marcar el primer gol del partido, un mazaso que prácticamente liquidaba las expectativas del conjunto cordobés.

El primer tiempo concluía con un 0-1 a favor del Millonario, sin lucirse, sin juego bello, con contundencia, con jerarquía y sobre todo con inteligencia, River comenzaba a llevarse el encuentro. Al segundo tiempo, ingresaría Jonatan Maidana por Benjamin Rollheiser en el visitante y Héctor Fértoli por Angelo Martino en el local.

Claramente Talleres salió a buscar el encuentro, poniendo más jugadores en ataque pero dejando espacios para una posible contra, el gran momento de Julián Álvarez daba la iniciativa para que jueguen con él y de alguna forma u otra, el chico de 21 años se las ingeniaría -como siempre- para generar una ocasión peligrosa. Que fue lo que ocurrió a los 70’.

Luego de haber ingresado hacía tan sólo dos minutos -salió Santiago Simon-, Braian Romero marcaba el segundo tanto de la noche, luego de una brillante jugada de la “araña” Álvarez, y River liquidaba el encuentro de una forma tajante. Todo lo que se planeó y modificó durante la noche, salió como se esperaba, los cambios sirvieron y Marcelo Gallardo coronó una nueva noche histórica en su gran historial.

Con el partido ya prácticamente concluido, Talleres intentaba para hacer un gol por el honor, ni eso le salió. River manejó psicológicamente el partido, lo llevó como quiso y terminó ganándolo con mucha autoridad. Ya habiéndole sacado siete puntos al equipo cordobés, sería muy difícil que este campeonato se le escape al conjunto del Muñeco.

River jugó con: Franco Armani, Robert Rojas, Felipe Peña, David Martínez, Milton Casco, Enzo Fernández, Enzo Pérez, Santiago Simón, Benjamín Rollheiser, Agustín Palavecino y Julián Álvarez.

Talleres salió con estos once: Guido Herrera, Julián Malatini, Nahuel Tenaglia, Rafael Pérez, Enzo Díaz, Jonatan Mendez, Rodrigo Villagra, Diego Valoyes, Carlos Auzqui , Angelo Martino y Michael Santos.

Foto Destacada: @RiverPlate


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *