Nocaut del Calamar


Racing cayó por 1-0 ante Platense en el Estadio Presidente Juan Domingo Perón por la fecha 16 de la Liga Profesional de Fútbol. Hernán Lamberti marcó el único tanto del encuentro.

Desde el comienzo del encuentro, el local se llevó una sorpresa ante un rival que había llegado a Avellaneda para dar un golpe de nocaut a un equipo que viene demostrando ser muy irregular. A lo largo de toda la primera parte, el conjunto visitante mostró intensidad, compromiso y en ningún momento dejó de incomodar a Racing. La tarea de los mediocampistas de Platense fue clave para que el local no pueda avanzar metros con la posesión en su poder y esto benefició al visitante que recuperó la pelota en la salida del rival y explotó muy bien los espacios. Si bien el visitante encontraba espacios, tuvo dificultades para efectivizar sus llegadas y su mejor ocasión llegó en los primeros minutos a través de un remate de Juan Infante en la salida de un córner que pasó muy cerca del arco de Gabriel Arias.

La Academia tuvo varias dificultades en la creación de juego por errores propios sumado al gran repliegue de Platense pero aun así tuvo más llegadas que la visita. Las llegadas de Racing estuvieron en los pies de Matías Rojas y Tomás Chancalay con remates de media distancia que, si bien fueron de peligro, ninguno de ellos exigió a Luis Ojeda bajo los tres palos. A lo largo de la primera parte la tarea de los mediocampistas de Platense fue muy buena, pero también es para destacar la tarea de Aníbal Moreno en la distribución y recuperación de la pelota.

En el complemento a diferencia de los primeros 45 minutos, el encuentro no tuvo tantas ocasiones de gol, pero estas fueron efectivas porque Platense se encontró con el tanto de la victoria sin mucho esfuerzo tras un remate de Hernán Lamberti que se desvió en Enzo Copetti para poner el 1-0 en el marcador. El único grito de la noche en Avellaneda llegó a 20 minutos del final y a la Academia no le quedó margen de error de cara al final, por lo que tuvo que ser eficiente en cada uno de sus ataques. Sin embargo, esto no ocurrió a pesar de que los cambios que realizó Claudio Ubeda generaban una evolución en el juego de Racing, las modificaciones no fueron suficientes.

Al igual que en sus últimos partidos, los de Avellaneda demostraron en cancha sus dificultades a la hora de generar situaciones de gol de manera colectiva y solo lograba hacer que la tarea que Platense debía hacer sea más sencilla. Los ingresos de Lovera (desde el minuto 0 del segundo tiempo) y Cvitanich, Garre (posterior al gol del Calamar) tuvieron un impacto positivo pero el equipo atacó sin criterio. Los dirigidos por Claudio Sponton se sintieron cómodos con el desarrollo del juego y hasta pudieron liquidar el encuentro con un remate desde mitad de cancha de Tomas Sandoval que observó a Gabriel Arias adelantado, pero igualmente el arquero de Racing impidió el gol con una espectacular atajada. El conjunto visitante en ningún momento vio comprometido el resultado tras el gol de Lamberti y se llevó un gran triunfo en Avellaneda.

La Academia no pudo aprovechar el envión de su triunfo en Paraná y su clasificación a Copa Sudamericana nuevamente está en manos de Argentinos Juniors que si gana desplazará a Racing de los puestos de clasificación. Por otro lado, Platense logró ganar su 2º partido de manera consecutiva por primera vez en el torneo.

Foto: La Nación


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *