Golpe de realidad


Racing empató 0-0 con Central Córdoba en Avellaneda por la fecha 8 de la Liga de Fútbol Profesional. Este resultado dejó a Racing e Independiente como los líderes del fútbol argentino.

En el primer tiempo, la Academia tuvo sus oportunidades para abrir el marcador y mostró buen fútbol tomando el protagonismo del encuentro. El conjunto de Claudio Ubeda acorraló en gran parte de los primeros 45 minutos al conjunto santiagueño pero la falta de efectividad de cara al arco le pasaron factura. La Academia tuvo un gran primer tiempo al que solo le faltó el gol, la frutilla del postre pero falló en los metros finales y no pudo abrir el marcador ante un rival que si bien tuvo sus pasajes donde demostró que tenía las herramientas para hacerle daño al local, tuvo muy pocas oportunidades de cara al arco. Si bien las oportunidades que tuvo Central Córdoba fueron muy pocas, el conjunto santiagueño tuvo la mejor chance del primer tiempo que no fue gol gracias a una espectacular atajada de Gabriel Arias.

En el complemento el desarrollo del juego dio un giro de 360 grados y fue Central Córdoba quien comenzó a ser el protagonista del partido. Esto perjudicó considerablemente a Racing ya que tuvo que preocuparse por defender su propio arco y esto le impedía al equipo local centrarse solamente en la efectividad de cara al arco. Con el correr de los minutos el equipo visitante estaba cada vez más cómodo porque el partido se tornó en un ida y vuelta que le permitía agarrar desprevenido a la Academia pero esto cambió en el tramo final. A pesar de jugar un buen segundo tiempo, en los últimos 20 minutos Central Córdoba estuvo en apuros porque el conjunto local lo encerró en su propio arco pero eso no fue suficiente para romper la valla de Cesar Rigamonti. A pesar de que el local terminó el partido con la posesión de la pelota y con el protagonismo, la realidad es que el segundo tiempo de Racing fue mediocre, porque perdió la claridad, paciencia y profundidad que tuvo en la primera parte.

Racing empató 0-0 con Central Córdoba y dejó pasar la chance de ser el único líder del torneo ante uno de los peores equipos del torneo. El conjunto de Claudio Ubeda tuvo un gran primer tiempo, pero eso no fue suficiente y los de Avellaneda recibieron un balde de agua fría porque no puede permitirse no ganar en condición de local ante rivales menores. La Academia recibió un golpe de realidad y si no demuestra un cambio en cuanto al juego, no estará en condiciones de aspirar a ser el campeón de la Liga Profesional de Futbol.

Foto Destacada: Télam


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *