San Juan de Antonio Pizzi, Racing ganó en los penales y pasó a la final


El entrenador Pizzi logró un excelente planteo defensivo contra el xeneize en un partido poco digno de semifinales que en los 90’ terminó 0-0 con muy pocas situaciones de gol, pero que en los penales la academia supo aprovechar los errores de boca para clasificar y convertirse en el primer finalista ganando la serie por 4-2.

Para analizar dentro del transcurso de la semifinal repasaremos el planteo que desató la consigna del partido, el primer tiempo marcó una clara defensiva planteado por el entrenador de la academia posicionando a Copetti más lateralizado encargándole la marca personal de Fabra para contener sus proyecciones, y en consecuencia de ello Boca no pudo encontrar la profundidad necesaria para tener oportunidades de cara al arco por lo que se empezó a sentir incomodo y se notaba un equipo partido en las transiciones. Racing logrando generar esta incomodidad comenzó a adueñarse de la pelota en los últimos minutos de la primera parte y hasta tuvo alguna que otra oportunidad para complicar a Rossi que respondió de manera adecuada conteniendo el marcador en 0.

Ya en la segunda mitad el nerviosismo motivo de las imprecisiones, y la sensación de que nada salía dentro del campo de juego en San Juan hizo que los roles se inviertan, con Boca dependiendo de individualidades todo parecía indicar que el dominio de la segunda parte podía marcar una subida en el ritmo de juego, pero contrario a ello jugadores como Cardona (se resintió y tuvo que retirarse del campo) y Villa no estuvieron certeros; Sin encontrar respuesta alguna los entrenadores movieron el banco de suplentes y quienes ingresaron fueron, en Racing: Cáceres en lugar de Pillud, F. Domínguez por Cvitanich, Gutiérrez por Piatti, luego ya pensando en los penales Melgarejo por Moreno, y Rojas por Orbán, en Boca las modificaciones fueron D. González por Campuzano, Maroni por Cardona y Pavón en lugar de Capaldo.

Cumplidos los 90’ reglamentarios la tanda de penales se adueñó del suspenso en la tarde del lunes, el primero en patear fue Racing y quién logró cambiarlo por gol fue Rojas, Tévez se hizo cargo de abrir la tanda para el xeneize pero su remate impactó el travesaño y desperdició la chance de empatar la serie por lo que a partir de allí fue todo cuesta arriba para los de Russo; la serie continuaría con Melgarejo y Villa convirtiendo y dejando el resultado parcial 2-1, Chancalay se hizo cargo del tercero el cual convirtió, pero el que no pudo convertir fue D. González para Boca quién pateo con poca fuerza y Gómez contuvo el remate para catapultar las oportunidades de remontada azul y oro, aunque Rossi iba a ilusionar al pueblo xeneize atajando el penal de F. Domínguez y Pavón convertiría el 3-2 que no iba a alcanzar porque Enzo Copetti no dudó y su remate beso las redes para el 4-2 definitivo y el festejo de toda la Academia que se mete nuevamente en una final.

El partido dejó muchas dudas en cuanto a continuidades para el segundo semestre tanto en Boca como en Racing, con un nivel muy bajo en lo futbolístico quedó más que en evidencia que ambos equipos necesitan repensar partes de sus planteles de cara a lo que se viene y es muy posible que lleguen refuerzos para mejorar, más allá de lo que pueda llegar a pasar de ahora en más fue destacable la actuación de Varela en Boca y la entrega de Copetti y Chancalay en Racing, nombres que aparecieron con ánimos de quedarse por mucho tiempo vistiendo sus propios colores.

Formaciones: 

Boca Juniors: Agustín Rossi; Carlos Zambrano, Lisandro López, Carlos Izquierdoz; Nicolás Capaldo, Alan Varela, Jorman Campuzano, Frank Fabra; Edwin Cardona; Sebastián Villa y Carlos Tevez.

Racing Club: Gastón Gómez; Iván Pillud, Leonardo Sigali, Nery Domínguez, Ignacio Galván; Ignacio Piatti, Julián López, Leonel Miranda, Tomás Chancalay; Darío Cvitanich y Enzo Copetti.

Foto Destacada: @BocaJrsOficial


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *