Derrota pero final feliz

River perdió 3-1 como local frente a Fluminense, pero los puntos conseguidos frente a Independiente Santa Fé la fecha pasada le dieron margen y pudo asegurarse el pase a octavos de final de la Copa Libertadores.

En un partido muy difícil, donde Marcelo Gallardo tuvo que improvisar con los juveniles y puestos nuevos donde nunca se los había visto, el Millonario no pudo hacer pie durante casi todo el partido, no se sintió cómodo con la pelota y las desconcentraciones defensivas se pagaron muy caras. Pero el resultado en Colombia (empate sin goles entre Independiente y Junior) ayudó a que River pueda clasificar a la siguiente fase, y consiga cumplir uno de sus objetivos, a pesar de haber sido fuertemente golpeado por el COVID.

Un primer tiempo bastante flojo por parte del local, donde no se mostró fino con la pelota, los mediocampistas nunca pudieron sentirse cómodos y no lograban conectarse con los delanteros que tampoco se pudieron posicionar bien. Sumado a una defensa sólida del conjunto brasilero, los problemas en River hacían un equipo flojo y sin demasiado poder ofensivo, tal es así que en un lapso de diez minutos, el “Flu” sacaría una ventaja de dos goles, en pies de Caio Paulista y Nené. Dos goles de calidad donde se notó claramente la falta de concentración defensiva. 30’ del primer tiempo y un 2-0 que empezaba a generar preocupaciones.

Tres cambios puso Gallardo para la salida al segundo tiempo, ingresaron Agustín Palavecino, Matías Suárez y Robert Rojas, y salieron Jorge Carrascal, Santiago Simón y Tomas Lecanda. Estos últimos dos juveniles, tuvieron que jugar de posiciones poco habituales y se les notó que estuvieron imprecisos, pero no se puede culpar a chicos recién salidos de las inferiores que tienen que jugar semejante partido importante con muy pocos minutos en primera, realmente es valorable el trabajo de todos los que salieron a poner el pecho en esta situación tan adversa.

Un poco de frescura, sobre todo al mediocampo, alcanzó para que River pueda reordenarse y cambiar un poco el estilo de juego, marcó un poco más el ritmo del partido y consiguió atrasar la defensa de Fluminense ocasionando aproximaciones al arco. Sin embargo los goles no llegaban. Una expulsión inocente e infantil por parte de Jonatan Maidana dejaba con 10 jugadores al Millonario y las cosas parecían ponerse cuesta arriba para un Gallardo que se mostró muy enojado y fastidioso con el desarrollo del partido.

Federico Girotti ingresó a los 72’ (salió Rafael Borré) con la intención de hacer lo que mejor le sale, marcar goles, y así fue.  A los 85 minutos pudo concretar una muy buena jugada donde anticipó al defensor central y marcó un descuento que le daba un poco de vida y esperanza de poder lograr un empate. Sin embargo el estilo ofensivo que marcaba River, lo dejaba mal parado para los contraataques, y en una transición del conjunto visitante, Fluminense marcó el 3er y definitivo gol -Yago Felipe-para llevarse los 3 puntos.

A pesar de la derrota, River pudo clasificar y esperará por el sorteo de los octavos de final, a realizarse la próxima semana en Asunción, Paraguay. Las llaves se disputarán las semanas del 14 y 21 de Junio, donde el Millonario deberá jugar el primer partido de local para posteriormente definir de visitante, lógica que se dio debido a su segundo puesto en el grupo.

Foto Destacada: @RiverPlate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *