Un empate con sabor a poco

Boca y River igualaron 1-1 en una nueva edición del Superclásico del fútbol argentino. Ambos se fueron con gusto a que podían lograr más pero el resultado fue justo.

Un partido que sorprendió desde lo táctico, donde el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo se mostró más firme y pudo hacerle mucha fuerza al conjunto Millonario, algo que no se ve muy seguido. El primer tiempo estuvo parejo entre ambos equipos, Boca salió a jugar con línea de 3 defensores y River volvió a su línea defensiva de 4 jugadores. Si bien las ocasiones fueron divididas, Franco Armani fue una de las figuras del partido luego de contener varias pelotas muy complicadas. Por otro lado, Lisandro López fue clave en el conjunto local y Sebastián Villa fue el mejor jugador del encuentro.

A los 41 minutos ocurrió una jugada por el costado derecho, la pelota dominada por Gonzalo Maroni y un posterior contacto con Paulo Díaz hizo caer al jugador de Boca, obligando a Facundo Tello a cobrar penal. Villa se encargó de cambiarlo por gol y decretar que el primer tiempo fue color azul y oro. Orden y efectividad fueron las claves para que los dirigidos por Russo se mantengan firmes frente a un grandísimo rival.

Sin embargo, nunca se puede dar por muerto a un equipo de Marcelo Gallardo, tal es así que a los 67’ un cabezazo fenomenal de Agustín Palavecino -5to partido oficial- decretó la igualdad en el marcador con un gol para cada uno. Al mismo tiempo, Jorge Carrascal, que no tuvo buen partido, salió y en su reemplazo ingresó Julián Álvarez.

Una nueva falta de concentración y compromiso fue el caso de Carlos Zambrano, que después de un manotazo innecesario, se retiró expulsado a tan solo un minuto luego del gol visitante. Esto obligó a mover fichas y debutó Marcos Rojo con la camiseta de Boca, ingresó a los 72’ por Maroni. Alan Varela entró por Cristian Medina en el local, y tan solo 5 minutos después se fue expulsado Milton Casco por doble amarilla. Ambos se quedaron con 10 jugadores.

Alex Vigo y José Paradela ingresaron para ordenar la defensa y poder rearmar el equipo a los 80 minutos de juego. Salieron Palavecino y Rafael Santos Borré. River tuvo una opción clarísima de gol, donde la pelota hizo una carambola al picar con el suelo, tomó una dirección inusual y casi cruza la línea de gol en lo que podría ser el tanto y liquidación del encuentro.

Los últimos cambios no interfirieron demasiado, ingresaron en el local Emmanuel Más y Franco Soldano por Frank Fabra y Carlos Tévez. Por el lado visitante, ingresó Bruno Zuculini y Federico Girotti, salieron Nicolás De La Cruz y Matías Suárez.

El equipo dirigido por Russo demostró estar a la altura de las circunstancias y podría haberse quedado con los tres puntos, el empate dejó a Boca con sabor a poco y la bronca de que se les haya escapado la chance de ganar. River por su parte evitó la derrota, pero como se suele ver, siempre buscan ir a ganar el partido y el mismo DT –Marcelo Gallardo- declaró que no se quedó conforme con la igualdad.

Foto destacada: @SC_ESPN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.