Cachetazo anímico en La Bombonera

En un cerrado partido entre Boca Juniors y Talleres de Córdoba la visita logró llevarse una agónica pero merecida victoria por 2-1. Dura derrota para los xeneizes que aún no logran hacerse fuertes en su casa dónde no consiguen sumar de a tres.

Un encuentro marcado por la entrega de principio a fin y el desgaste de los dirigidos por el Cacique Medina dejó en evidencia las improvisaciones de Boca a la hora de (des)armar el juego. El muy buen planteo cordobés generó errores no forzados en el rival, a través de ellos llegó el primer gol desde el pie derecho de Carlos Auzqui quien definió para el festejo con sus compañeros y el desahogo de un Talleres que hacía tiempo no veía la luz de la victoria asomarse; luego del gol destacables tareas en el pressing colectivo obligaron al juego a entrar en una meseta hasta el fin del primer tiempo.

Ya en la segunda mitad el local ensayó cambios para intentar revertir la situación, ingresaron Buffarini y Soldano retirándose Campuzano y Almendra, con la intención de soltar un poco más a Tevéz quién fue el único punto alto en cuanto a rendimiento y entrega del azul y oro. Más adentrados en el complemento también ingresaron Mauro Zárate y Marcos Rojo en lugar de Maroni e Izquierdoz respectivamente, las modificaciones en el juego fueron completadas por el reemplazo de Santos en lugar de Retegui para Talleres que decidió sacar también a Auzqui, Méndez y Fragapane, para mandar al terreno de juego a Parede, Soñora y F.MacAllister.

No ocurrió nada transcendental en el complemento hasta el minuto 80’ cuando Zárate ejecutó de manera invalida un córner a favor y Michel Santos anticipó de cabeza para vencer su propia meta y empatar el partido 1-1 parcialmente, éste empate despertó el hambre de victoria de la “T” y un insaciable Valoyes encontró una distracción en el área xeneize, después de una arremetida a puro empuje el delantero impacto la pelota con absoluta libertad encontrando el segundo gol de Talleres y la explosión en el festejo de sus compañeros.

Difícil panorama para los dirigidos por Miguel Ángel Russo que, condicionados por la ausencia de su máximo exponente en el desarrollo, Edwin Cardona (recuperándose de su lesión) no lograron hacer pie con bola, y perdieron su invicto en la Copa de la Liga a manos de una enorme labor realizada por la “T”.

Formaciones

Boca juniors: (1 Santos e/c)

4-4-2 Andrada; Capaldo, López, Izquierdoz, Fabra; Maroni, Medina, Campuzano, Almendra; Villa y Tevéz. DT: Russo.

Talleres: (2 Auzqui y Valoyes)

4-3-3 Herrera; Schott, Tenaglia, Hincapié, Díaz; Navarro, Méndez, Fragapane; Auzqui, Valoyes y Retegui. DT: Medina.

Árbitro: F. Rapallini

Estadio: La Bombonera

Foto Destacada: @CATalleresdecba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.