Un arranque decepcionante

El nuevo Racing de Juan Antonio Pizzi cayó en el debut de la Copa de la Liga Profesional ante Banfield 2-0 en el Estadio Florencio Sola. Juan Alvarez y Giuliano Galoppo marcaron los goles del Taladro.

Racing empezó su etapa post Milito y Lisandro Lopez con una derrota ante Banfield, el equipo de Juan Antonio Pizzi perdió en su debut y dejó una imagen preocupante. A pesar de que tuvo unos primeros 15 minutos interesantes, la Academia sufrió la falta de ideas en ataque, y no tuvo el cambio de ritmo necesario para desordenar la defensa del taladro y hacer daño.

Banfield en cambio en 20 minutos de partido le había encontrado la vuelta al partido y comenzó a imponer condiciones, y explotó muy bien las bandas enfrentando a sus extremos a jugar mano a mano con los laterales de Racing y así fue como llegaron prácticamente todos los ataques de Banfield. Los primeros 45 minutos finalizaron 0-0,  y  el Taladro había dejado una imagen mucho mejor que la Academia de cara al complemento a pesar de que el primer tiempo fue bastante estático y con pocas situaciones de peligro.

Pizzi dando indicaciones a sus jugadores. Foto: @RacingClub

A diferencia del primer tiempo, el complemento fue mucho más atractivo y al minuto de juego ya tuvimos emociones porque un saque largo de Arboleda derivó en el primer gol del Taladro que le robó la pelota a Soto  quien reaccionó tarde y le sirvió en bandeja el primer tanto del encuentro a Juan Alvarez. A partir de ahí fue todo muy fácil para Banfield y sin jugar un partido espectacular le ganó a la Academia sin sufrir.

Las claves del triunfo de Banfield fueron la presión alta que ejercieron los delanteros del local para evitar una salida limpia de la Academia desde  el fondo junto con los contragolpes que lideraban los extremos del Taladro. Pizzi se dio cuenta que necesitaba variantes en ataque y movió el banco rápidamente pero a pesar de eso Racing no fue más que remates de larga distancia y jugadas individuales aisladas.

El equipo visitante acumulaba jugadores en campo rival  y si bien escapaba de la presión, cuando los laterales se asociaban con los mediocampistas ese esfuerzo de la Academia era en vano porque los ataques eran muy lentos y le daba tiempo al conjunto de Sanguinetti para reagruparse y defender. Ataques lentos, sin cambios de ritmo, predecibles y una defensa que dejaba las bandas libres, eso fue Racing y le dio demasiada ventaja a un Banfield que sobre el final explotó esos espacios y en los pies de Giuliano Galoppo terminó liquidando el encuentro.

La Academia se llevó del Florencio Sola una derrota y muchas cuestiones que deberá solucionar Juan Antonio Pizzi, porque no solo no jugó bien sino que se mostró como un equipo lento en ataque y vulnerable en defensa. Racing deberá solucionar varios problemas tras el encuentro de esta noche porque tiene un año con compromisos como la Copa Libertadores y la final de la Supercopa Argentina a la vuelta de la esquina.

Foto Destacada: TyC Sports

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.