Muchos conflictos y pocas soluciones

Independiente atraviesa días turbulentos. Los fallos en contra por parte del TAS han dejado en evidencia la cantidad de conflictos que hay en cuanto a lo económico, y a esto se le suman reclamos por parte de jugadores.

Hace unas semanas, Fabricio Bustos, reclamó que la comisión directiva no le reconocía el nuevo contrato que había firmado en septiembre del año pasado. Ese acuerdo, significaba una mejora salarial para el defensor la cual se reconoció tras la carta documento que este había mandado al club.

En los últimos días, Alan Franco vivió la misma situación que el lateral derecho. Al central, que también firmó la renovación de su vínculo hasta 2022, no le estaban reconociendo la mejora salarial y tampoco le habían entregado a su representante la copia del nuevo contrato.

El defensor se vio obligado a reclamar en Futbolistas Argentinos Agremiados y finalmente, esta tarde la dirigencia le envió los documentos solicitados con la firma de Hugo Moyano, quien era el único que no había estampado la misma en el contrato.

Si bien la dirigencia roja resolvió un gran problema, aún queda por atender los reclamos de Sebastián Sosa. El arquero vive la misma situación que sus dos compañeros anteriormente mencionados. No le enviaron la copia de su contrato y no le están pagando lo acordado cuando arribó al club. Su continuidad en el club por ahora no corre riesgos y tampoco ha tomado medidas como Franco y Bustos, pero la Comisión Directiva entiende el malestar y son optimistas de resolver el problema contractual la semana próxima.

Foto Destacada: @Independiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.