Por la ida de las semifinales en la copa libertadores, Boca juniors recibió en su estadio al Santos de Brasil en un encuentro donde ambos equipos se midieron mutuamente durante los 90’. Pero en el que no pudieron sacarse diferencias ni abrir el marcador, por lo que culminó 0-0 resultado que le sirve más al conjunto argentino de cara a la vuelta en Brasil debido a no haber recibido goles visitantes, pero con polémica de por medio.

El primer tiempo arrancó fuerte con ataques de Boca en los pies de los extremos y un remate de Sebastián Villa que impactó en el travesaño y le negó abrir el marcador, pero rápidamente bajó el nivel y comenzaron a prestarse la pelota por lo que no había un claro dominador en el campo, aunque la intensidad de Marinho y Soteldo intentaron sorprender a la defensa xeneize. Más allá de ataques esporádicos ninguno de los dos equipos logró acomodarse, por lo que los primeros 45’ terminaron en 0.

Las ideas ofensivas comenzarían a aparecer en los papeles luego de los 15 minutos de descanso, la posesión y el dominio del Santos en el juego colectivo preocuparon a los dirigidos por Russo que no pudieron responder ni siquiera con sus individualidades. Un segundo tiempo que noto en Boca la ausencia de Campuzzano en la mitad de la cancha, y eso fue aprovechado por Santos que ya entrado casi en el cuarto de hora final del partido generó un ataque que desató la polémica; Un ataque sobre el costado derecho de la ofensiva del “Peixe” llegó desde los pies de Marinho quién dentro del área sintió el topetazo de Carlos Izquierdoz y se dejó caer. El árbitro demoró la reanudación del juego y desde el VAR llegó la definición del cruce como “Roce futbolístico” por lo que la acción resultó sin penalidades en la Bombonera.

Foto: CONMEBOL Libertadores

Culminado el encuentro se vio en la cara de los protagonistas el disgusto por no haber podido marcar, pero la realidad es que el mal sabor de boca se lo lleva el conjunto de Cuca ya que tiene que recibir en su casa a Boca sin haber podido convertir a pesar del dominio de la pelota y con la duda de la recuperación o no de Kaio Jorge quien se retiró con molestias, un 0-0 que le conviene al conjunto argentino para la vuelta que será dirigida por Wilmar Roldán.

Alineaciones:

Boca juniors: (4-4-2): Andrada; Jara, López, Izquierdoz, Fabra; Salvio, González, Capaldo, Villa; Tévez, Soldano.

Santos: (4-3-3): John; Pará, Lucas Veríssimo, Luan Peres, Felipe Jonatan; Alison, Pituca, Soteldo; Marinho, Kaio Jorge y Lucas Braga.

Árbitro: Roberto Tobar

Foto Destacada: CONMEBOL Libertadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.