Incertidumbre en el Open de Australia, ATP CUP y los eventos Melbourne

En los últimos días, fueron 72 los jugadores que tuvieron que someterse a un aislamiento estricto en la ciudad australiana, por estar en un vuelo con pasajeros que dieron positivo del virus COVID-19. Entre ellos están los argentinos Guido Pella y Juan Ignacio Londero, que viajaban de Los Ángeles a Australia. Los otros dos aviones provenían de Doha y Abu Dhabi.

Con el correr de los días se fue convirtiendo en realidad lo que tanto temía la organización del Abierto de Australia, y es que la ciudad de Melbourne se volvió el centro de la polémica tras la llegada de los tenistas provenientes de distintas partes del mundo. Tal es así, que no se puede afirmar que no corra riesgo la realización del torneo, puesto que la cantidad de jugadores, entrenadores y staff que tienen que garantizar que no rompan el protocolo; es de cientos de personas.

Los 72 tenistas que viajaban desde estos tres puntos del mundo, Los Angeles, Doha y Abu Dhabi, tienen  que completar una cuarentena de 14 días sin abandonar sus habitaciones. Es por esto que los jugadores se fueron proclamando a lo largo de las jornadas, a través de las redes sociales. Algunos porque las habitaciones que tenían se encontraban lejos de sus entrenadores, otros mencionaron la falta de insumos para entrenar, incluso que hacían diferencia en comparación con los tenistas de mejor ranking.  Y es que los top ten están cumpliendo su aislamiento en Adelaida y no en Melbourne como el resto de los jugadores.

Uno de las decisiones más cuestionadas tuvo que ver con el avión que provenía de Abu Dhabi, con las tenistas que disputaron el torneo WTA250 en dicho lugar. Es que cuando ellas abordaron el avión no vieron que haya ninguna restricción y terminaron viajando con el resto del mundo. Tal es así, que el PCR positivo lo dio el entrenador de la tenista canadiense Bianca Andreescu(N°8).

Incluso, a partir de los distintos hechos se retrasaron los sorteos de los torneos previos al Australian Open, como la tan esperada ATP Cup y los de Melbourne 1 y 2. Por el lado femenino se decidieron retrasar 2 días los torneos WTA500 de Melbourne y achicar el cuadro principal.  A tan solo 10 días del arranque de estos eventos no se conocerán los cruces hasta el fin de semana.

Sin dudas serán días para estar expectante por lo que pueda pasar en el primer Grand Slam del año, en donde ya son 10 las personas contagiadas con el virus, vinculadas al torneo. El único nombre que trascendió es el de la tenista española, Paula Badosa, que quedo automáticamente fuera de competencia y no podrá disputar el torneo tras el resultado positivo.

Foto Destacada: Zimbio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.