Sin definiciones

Los días siguen pasando y la continuidad de Lucas Pusineri en el banco de Independiente sigue siendo una incógnita. Su contrato vence el 31 de diciembre.

El Rojo no tiene paz. Los objetivos de este año se terminaron luego de la dura eliminación de la Copa Sudamericana ante Lanús (1-3) y la caída ante Boca por la Copa Diego Maradona (1-2). Estas derrotas significativas generaron divisiones en la dirigencia. Por un lado, hay un grupo que desea la continuidad del DT y otro que ya plantearon la necesidad de buscar otro técnico.

Los nombres más pesados que bancan a Pusineri son los Moyano y Héctor Maldonado. En varias oportunidades, el presidente, el vice y el secretario general, han declarado que su deseo es que el DT siga en su cargo después del 31 de diciembre. 

Horas decisivas en Avellaneda. Foto: Prensa Independiente

Pero de la otra vereda está el manager, Jorge Burruchaga, quién considera que el ciclo de Lucas está cumplido y desea apostar por otro técnico. 

El lunes pasado, en una reunión pactada, los dirigentes le manifestaron al manager su deseo de que el ex jugador continúe en el banco rojo y ese mismo día el secretario deportivo charló con Pusineri en Villa Domínico. La misma no cambió nada el panorama y la situación sigue siendo la misma.

En un principio, desde la CD se le ofreció al DT continuar en su cargo hasta que finalice la Copa Diego Maradona, es decir por dos meses más. Pero la postura de Pusineri fue firme y manifestó su descontento por ese ofrecimiento, el por ahora técnico rojo quiere un contrato de mayor plazo. 

Según medios partidarios, la relación entre Jorge Burruchaga y Lucas Pusineri no sería la mejor ya que habría desconfianza y disconformidad a la hora de trabajar. Aun así, el manager no se opondría a la renovación del técnico si ese es el deseo de la dirigencia.

Puede pasar cualquier cosa, pero la situación intentará definirse antes de navidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.