Más dudas que certezas

La vuelta de Nacho Fernández a las canchas aún no tiene fecha exacta, lo cierto es que su recuperación de lumbalgia en la zona dorsal, sufrida el pasado 13/12 vs. Argentinos Juniors, está retrasando y complicando el fin de año para el mediocampista de 31 años.

Su evolución varía día a día por lo que no se puede asegurar su presencia para el partido contra Boca por la Copa Diego Armando Maradona, ni tampoco en la serie de semifinales cuando River se enfrente a Palmeiras de Brasil.

Si bien se ve con buenos ojos que pueda llegar al superclásico, la realidad es que el cuerpo médico no pretende apresurarse y procura tratar el caso con precaución, ya que, de no ser así, podría ser el desencadenamiento de una hernia.

El 10 del Millonario, que tuvo un 2020 irregular, causado por lesiones y rendimientos discontinuos, espera con ansias poder concluir el año con su actuación dentro de las canchas.

Al día de hoy, se entrena diferenciado del grupo, y, por otro lado, si bien se espera que Gallardo plantee un 11 con varias mezclas entre titulares y suplentes, el principal sucesor de Nacho seria Enzo Pérez, quien cumplió su etapa de recuperación de COVID-19.

Foto: River Oficial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.