La pandemia golpeó duro al Pincha

El 2020 será recordado como el año del Covid-19 en la historia de la humanidad, y en Estudiantes como el de los récords negativos. Estuvo casi 700 minutos sin hacer goles, y 15 partidos sin conocer la victoria, ambas marcas superando lo que figuraba en el historial negativo en sus 115 años de vida.

Con la suspensión del fútbol allá por marzo de este año, el Pincha tuvo que esperar más de 9 meses para marcar un gol, ya que el último se lo había anotado Nahuel Estévez a Racing en la derrota por 2 a 1 el 10 de marzo, y el siguiente lo anotó Leandro Díaz, ante el mismo rival, el 20 de diciembre.

Para reencontrarse con la victoria, Estudiantes tuvo que esperar aún más, ya que la última victoria la había conseguido el 2 de febrero ante Unión en su estadio y recién el 28 de diciembre, en la última jornada de este año logró ganar nuevamente, esta vez ante Vélez por 3 a 2.

El año había comenzado con mucha expectativa, dadas las contrataciones de Javier Mascherano y Marcos Rojo, ambos repatriados por Estudiantes para reforzar su plantel y sumarlos a la jerarquía de los jugadores que ya tenía, como la Gata Fernández y Mariano Andújar. Con estas dos incorporaciones, las más importantes del mercado de pases, se intentó darle un salto de calidad al equipo para que el entonces entrenador albirrojo, Gabriel Milito, luchara por cosas importantes, ya sea la Superliga o la clasificación a las copas internacionales.

Pero nada salió como se había planeado. Primero fue la salida de Rojo, que prácticamente no tuvo minutos en el equipo. Por problemas contractuales, debió regresar a Inglaterra. Luego, los resultados negativos llevaron a Milito a dejar su cargo, que fue ocupado por Leandro Desábato. Y después de dos encuentros disputados, la pandemia obligó a suspender los partidos y a la sociedad toda a hacer la cuarentena.

Cuando comenzó nuevamente a planearse la vuelta del fútbol, Gastón Fernández anunció su retiro, situación que fue un fuerte impacto en el plantel, ya que no había quién lo pudiese reemplazar en su función, por su calidad y su experiencia. Se fueron Nahuel Estévez, Jonathan Schunke,  Facundo Sánchez, Mateo Retegui, Juan Fuentes y luego de un par de partidos con resultados adversos y flojo rendimiento, Javier Mascherano anunció su retiro de la práctica profesional.

Lo que refiere a la llegada de jugadores en el mercado de pases que se abrió antes de comenzar a disputarse la Copa Diego Armando Maradona, Estudiantes trajo cuatro refuerzos: Leonardo Godoy, Nicolás Pasquini, Leandro Díaz y Fernando Tobio, que aún no debutó, y que fuera protagonista de un accidente automovilístico en el cual perdiera la vida una mujer, y le detectaran elevado nivel de alcohol en sangre al momento de producirse el incidente. Esta situación llevó al club a sancionar económicamente al jugador.

Foto: @EdelpOficial

Como para cerrar este ciclo negativo, Leandro Desábato y Rodrigo Braña dejan la conducción del cuerpo técnico de Estudiantes el 23 de diciembre luego de la derrota contra Defensa y Justicia, asumiendo el cargo como interino Pablo Quatrocci. Este ciclo no cuenta con triunfos, sólo tres empates y seis derrotas. Así, igualó la peor racha negativa que tenía el club de 14 partidos sin ganar que databa de 1956 y además estuvo 7 encuentros sin convertir, la sequía más prolongada en la historia del club.

Como positivo, además de haber cortado estas rachas adversas de no poder hacer goles y no lograr ganar, se puede destacar que Desábato promovió muchos jugadores de la cantera del Pincha, y le dio titularidad y minutos de juego a Darío Sarmiento, David Ayala, Andrés Ayala, Mauricio Guzmán, Nazareno Colombo y Gaspar Di Pizio.

La dirigencia seguirá trabajando para lograr contratar a Ricardo Zielinski, quien seguramente pedirá refuerzos y hará una limpieza del plantel, declarando transferibles a varios jugadores que no tendrá en cuenta, como sucede cada vez que llega un nuevo cuerpo técnico a una institución.

Foto Destacada: Juan María Gulías

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.